CASA DO MAESTRO

Hostal con encanto desde 1963

«Casa do Maestro», su denominación se debe a que ha sido la vivienda del primer maestro de Portomarín . Dicha casa fue construida tras la inundación del antiguo Portomarín en el año 1.963,  tras la construcción del embalse de Belesar.

Don Juan, así se llamaba, era el profesor de los niños que gozaban de grandes cuidados como nobles infantes. Es de destacar que no había analfabetismo en ninguna franja de edad.  Ejerció  su docencia desde el año 1.936 hasta el año 1.973, durante este tiempo sufrió el traslado de población como el resto de los vecinos, lo cual no fue un impedimento para que a parte de su labor docente ejerciese como juez de paz, secretario de la cámara agraria y alcalde.  Este trabajo encomiable contribuyó positivamente dejando un hondo recuerdo en las generaciones referentes a estas cuatro décadas y a ser condecorado por su trabajo como educador con la medalla de la Orden de Alfonso X El Sabio, en el año 1.962.

NUESTRAS HABITACIONES

NUESTROS SERVICIOS

Zonas Comunes
Zonas Comunes

Salón con zona de lectura, sin lugar a dudas una estancia extraordinaria de paz donde poder desconectar.

Zona de jardín
Zona de jardín

Terraza y jardín interior provisto de tumbonas y sombrillas para poder relajarse.

Servicios
Servicios

Disponible el uso de lavadora y secadora, frigorífico, microondas y hervidor de agua. También dispone de lavadero y tendedero para la ropa. Máquina expendedora de bebidas y snacks.

Extras
Extras

Desayuno incluido con tu reserva, también las bicicletas se podrán albergar en un patio, en el interior del hostal. Cámaras de seguridad en el interior del recinto.

DESCUBRE PORTOMARÍN

Conjunto histórico artístico desde 1946

Opiniones de nuestros clientes

Excepcional

Buena atención y servicio. Ubicado en el centro. Fruta e infusiones a libre disposición

Isabel
Isabel
España

Muy acogedor!!!

Con mucho encanto, todo el personal muy amable y atentos en todo momento! El sitio idílico, limpio y muy muy acogedor!

Beatriz
Beatriz
España

Lo mejor del camino

Ubicacion, todo impecable, de buen gusto. El jardín, la habitación, el desayuno y el personal. Excelente.

Ruth
Ruth
Uruguay