Sobre nosotros

CASA DO MAESTRO

Desde 1963

«Casa do Maestro», su denominación se debe a que ha sido la vivienda del primer maestro de Portomarín . Dicha casa fue construida tras la inundación del antiguo Portomarín en el año 1.963,  tras la construcción del embalse de Belesar.

Don Juan, así se llamaba, era el profesor de los niños que gozaban de grandes cuidados como nobles infantes. Es de destacar que no había analfabetismo en ninguna franja de edad.  Ejerció  su docencia desde el año 1.936 hasta el año 1.973, durante este tiempo sufrió el traslado de población como el resto de los vecinos, lo cual no fue un impedimento para que a parte de su labor docente ejerciese como juez de paz, secretario de la cámara agraria y alcalde.  Este trabajo encomiable contribuyó positivamente dejando un hondo recuerdo en las generaciones referentes a estas cuatro décadas y a ser condecorado por su trabajo como educador con la medalla de la Orden de Alfonso X El Sabio, en el año 1.962.

En la actualidad, Marta Carro es la propietaria de «Casa do Maestro»,  hija de los fundadores de «Tartas Ancano».  Don Angel Carro, el padre de Marta, fue uno de aquellos alumnos que tuvieron la suerte de recibir la metodología de enseñanza y aprendizaje de Don Juan.

Casa do Maestro está totalmente reconstruida con un estilo moderno y funcional, dedicada a hospedar a peregrinos y turistas que quieran disfrutar de una estancia de gran calidad y confort.

Su situación se encuentra en el propio centro de la villa de Portomarín con unas inmejorables y primeras vistas a la iglesia-fortaleza de San Nicolás ó también denominada iglesia de San Juan.